jue

04

jul

2013

Patadas a la Ciencia: Colección de falsos mitos populares (4)

Seis nuevos mitos populares sobre la ciencia, en esta 4ª entrega: Los 5 sentidos que son 9 en realidad, curiosidades de los Topos, la desconocida función del biceps, glóbulos blancos que residen en la sangre, la escasa memoria de los peces y las supuestas propiedades protectoras de los cáctus.

LOS SENTIDOS DEL SER HUMANO SON 5

INCORRECTO

En "sentido" estricto, un SENTIDO fisiológico es el mecanismo por el cuál, los seres vivos percibimos e interpretamos la información física que procede del exterior de nuestro cuerpo y gracias a los cuáles, podemos desenvolvernos con seguridad en nuestro entorno. Por ejemplo, la luz que nos rodea puede ser detectada por nuestros ojos, e interpretada posteriormente por nuestro cerebro, formándonos así una imegen virtual de nuestro entorno: por eso, la vista es considerada un "sentido", es decir, una facultad orgánica que nos informa sobre cómo es el exterior. Tradicionalmente, incluso en la escuela, se nos dice que los sentidos del ser humano son 5: Vista (nos permite interpretar la luz) - Oído (nos permite interpretar los sonidos - Tacto (nos permite detectar variaciones de presión y temperatura sobre nuestra piel) - Gusto (permite calificar las sustancias químicas que ingerimos) - Olfato (califica las sustancias químicas que respiramos).

El gran "olvidado" de los sentidos, es sin duda el del Equilibrio, que, aunque sus mecanismos se encuentren dentro del propio oído, su funcionamiento no tiene nada que ver con la percepción de sonidos. El Equilibrio (Equilibriocepción) nos permite determinar la inclinación de nuestro cuerpo con respecto al suelo, la aceleración a la que nos sometemos, así como otras fuerzas que actúan sobre nuestro organismo. Para ello estamos dotados de un sistema de "niveles" parecidos al típico nivel de albañilería (con una burbuja flotando en un líquido) llamados "Conductos semicirculares". Estos canales están llenos de un líquido (endolinfa) y una serie de receptores que permiten informar al cerebro sobre la posición en la que nos encontramos.

Además de este sexto sentido, los neurólogos consideran de importancia otros dos sentidos más: la PROPIOCEPCIÓN (el sentido de detectar y ubicar las partes de nuestro propio cuerpo), y la NOCICEPCIÓN (sentir el dolor interno que no puede sentirse con el sentido del tacto)

Finalmente se habla de un sentido más, sobre el que podría haber cierta controversia: la TERMOCEPCIÓN (sentido que detecta la temperatura), que bien podría no ser un nuevo sentido, sino una propiedad complementaria del Tacto

 

 

LOS TOPOS SON ANIMALES CIEGOS QUE COMEN RAICES

FALSO Y FALSO

 

Con frecuencia, las películas de dibujos animados nos ofrecen la imagen de unos molestos Topos que arruinan las cosechas de los agricultores comiéndose sus plantaciones (zanahorias, raíces, etc...). Pues bien, estos animalitos se alimentan exclusivamente de carne, atrapando insectos, lombrices y otros animales menores que ellos. Por otra parte, aunque los Topos no tienen una vista muy aguda, sí que disponen de este sentido, pudiendo detectar perfectamente variaciones de luz. Aunque tengan una vista un tanto limitada, no son ciegos.

 

 

LOS GLÓBULOS BLANCOS RESIDEN EN LA SANGRE

INCORRECTO

 

Tradicionalmente se considera que los glóbulos blancos son células que se encuentran en el torrente sanguíneo, acechando a bacterias y otras amenazas. Pero lo correcto es afirmar que sólo utilizan la sangre como medio para transportarse a los demás tejidos. Los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y en el tejido linfático, utilizan la sangre para desplazarse y terminan en los demás tejidos del organismo, donde llevan a cabo su función, por lo que son conocidos como "Elementos Figurados de la sangre".

 

 

LA PRINCIPAL FUNCIÓN DEL BICEPS ES LA DE DOBLAR EL BRAZO POR EL CODO

INCORRECTO

 

Normalmente, incluso en el ámbito deportivo, se cree que el músculo que dobla el brazo por el codo, es el bíceps. Sin embargo, la función principal de este doble músculo es la de rotar el antebrazo, en un sentido u otro, según cuál de sus dos porciones sea contraída. Este movimiento rotatorio se puede apreciar bien cuando giramos un destornillador para apretar o aflojar un tornillo. Cuando ambas porciones del bíceps actúan con idéntica fuerza, entonces sí que se consigue flexionar el brazo completamente. Pero hay un músculo diseñado específicamente para doblar el brazo, siendo éste el Braquial Anterior, situado debajo del bíceps, por lo que es muy difícil apreciarlo a simple vista. Ahora, cuando levantes pesas flexionando el brazo, debes llamar a este ejercicio "Curl braquial", en vez de "Curl de bíceps".

 

 

LA MEMORIA DE LOS PECES SÓLO DURA UNOS SEGUNDOS

FALSO

 

Este es otro mito extendido por culpa del cine. Aunque a ojos del ser humano, los peces parezcan más "tontos" que los mamíferos, lo cierto es que estos animales tienen sus propios tipos de memoria, adaptadas al especial medio en el que deben desarrollarse. Muchos de los recuerdos de los peces pueden durar incluso toda la vida, como experiencias traumáticas con sus depredadores, lugares concretos para caza y cría, etc. Diversos experimentos zoológicos realizados con ellos, han demostrado que los peces pueden recordar de manera muy eficaz y duradera, el camino que les conduce a un premio, como la comida oculta en un laberinto artificial.

 

 

LOS CÁCTUS SON BUENOS ABSORBIENDO LA RADIACIÓN DE LOS ORDENADORES

FALSO

 

No es difícil encontrar en algunos hogares y despachos, un pequeño cáctus colocado sobre el monitor de un ordenador. Según sus propietarios, este ornamento se debe a la supuesta facultad que poseen dichas plantas para absorber las "maléficas" radiaciones electromagnéticas que nos rodean. En algunos comercios, lo llaman "Cáctus de Ordenador" con bastante desfachatez. El mito parte de la experiencia de haber sometido a diversas plantas a radiaciones perniciosas para la vida, como las radiaciones gamma, en las que se ha constatado que los cáctus ofrecen una resistencia bastante elevada. Por otra parte, en experimentos similares, también se ha comprobado que cucarachas, moscas drosofilas y otros bichos, resisten dichas radiaciones con mejor entereza que los seres humanos. Entonces, ¿Por qué no colocamos una bolsa de cucarachas junto a nuestro ordenador?

La respuesta es múltiple: El hecho de que un cáctus aguante bien las radiaciones ionizantes, no implica que las absorba. O sea, aunque la planta pueda resistir bien la radiación, eso no supone que las personas que se encuentren cerca de ella se contagien de sus facultades. Y por otro lado, las radiaciones que emite un monitor no son radiaciones maléficas. Son radiaciones electromagnéticas NO ionizantes, iguales que la luz que nos pone morenos. La radiación gamma, por su parte es un fenómeno nocivo e incluso mortal, que no tiene parangón a lo que emite un televisor.

Aquí, un artículo muy completo e interesante sobre este falso mito. Y aquí, una de tantas estupideces pseudocientíficas que ponen de manifiesto las supuestas propiedades absorbentes de radiaciones de este tipo de plantas.

 

<<< MÁS ARTÍCULOS DE ESTA SERIE >>>

FALSOS MITOS POPULARES 1  -  2  -  3  -  4 -  5  -  6

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Er Turri (martes, 03 diciembre 2013 23:41)

    Además, que queda algo mas feo una bolsa con cucarachas, que un bonito cáctus.
    Creo yo, vamos...