Un viaje tripulado hacia otros soles

¿Es posible llevar a cabo en la actualidad, un viaje tripulado hacia otros soles? Sólo con la tecnología actual, y suponinedo que no hubiera límite presupuestario, el ser humano podría enviar una nave espacial tripulada hacia otro sistema solar, tal vez el de las estrellas Próxima Centauri o sus dos hermanas (Alfa Centaury A y B), situadas a 4,3 años luz de distancia. Pero, ¿qué haría falta?... vamos a soñar un poquito...

El trío de estrellas de Próxima y Alfa Centaury, forman el mundo extrasolar más cercano a nuestro sistema. Menos de 5 años luz de distancia nos separan de nuestras vecinas, o dicho en kilómetros, nada menos que 41 billones!!

El trío de estrella Centauri

 

No es muy difícil calcular cuánto tardaría una nave espacial en recorrer los 41 billones de kilómetros que nos separan de nuestras vecinas, teniendo en cuenta que la nave más rápida construida hasta la fecha (Sonda Helios) ha alcanzado poco menos de 250.000 km/h (aunque con trampa, utilizando el tirón gravitacional del Sol), nuestra nave interestelar podría tardar:

Pues qué decepción!! 18.721 años para llegar a la estrella más cercana a nuestro Sol !!

No hay otra forma para acortar esta "distancia": Tenemos que aumentar la velocidad... pero mucho, mucho. En realidad, sin salirnos de la ciencia pura, los 250.000 km/h que alcanzó la sonda Helios, podríamos multiplicarlos por 200 veces, incluso hoy en día. La tecnología ya existe y se llama "Propulsión iónica", un tipo de motor muy eficaz que genera una potencia muy estable con un ridículo consumo de combustible. La propulsión iónica ha sido usada en las sondas GOCE, AYABUSA, DEEP SPACE1, etc...

Multiplicar la velocidad por 200, implica reducir el tiempo del viaje 200 veces, esto es, que los 18.721 años se convertirían en "sólo" 94 años !!

 

 

PROBLEMA 1: CÓMO AUMENTAR LA VELOCIDAD 200 VECES ?

Sencillo: para aumentar una velocidad gradualmente, hay que ACELERAR la nave. Y para acelerar la nave, hay que aplicarle una fuerza de empuje constante. No es necesario que dicha fuerza sea muy grande, porque en el espacio no hay rozamiento: toda fuerza que se aplique a una nave, siempre que supere la fuerza necesaria para vencer su masa inercial, será bastante para provocar en el vehículo una aceleración. Dicha aceleración será constante, mientras actúe la fuerza de empuje. Y, a medida que vaya transcurriendo el tiempo, esa pequeña fuerza constante provocará un aumento constante de la velocidad.

 

Este efecto lo podemos comprobar empujando un objeto pesado (por ejemplo, un coche o una moto): Al principio, nuestra fuerza apenas será capaz de mover un poco el objeto, y éste avanzará muy lentamente. Pero si seguimos empujando con la misma intensidad, veremos cómo la velocidad del coche va aumentando gradualmente. Tanto es así, que habrá un momento en el que el objeto parezca que no quiere ya detenerse y entonces podríamos tener problemas para tratar de frenarlo. Así que, si disponemos de una fuerza constante, por muy pequeña que sea, la velocidad irá en aumento: sólo es cuestión de tiempo

Ya tenemos nuestro propulsor iónico. Ahora tenemos que hacer que funcione durante mucho tiempo...meses, o incluso años, hasta conseguir nuestra velocidad deseada, 250.000 x 200 = 50 millones de kilómetros por hora

Motor Iónico de la sonda Deep Space I de la NASA

¿CUÁNTO COMBUSTIBLE NECESITAMOS? 

 

Un viaje de 94 años... una nave de miles de toneladas...veamos, 2x2=4, me llevo 8, entre 5 igual a 36, más raíz cudrada de cero elevado a la "pi"... eso nos da exactamenete: !! UN MONTÓN DE COMBUSTIBLE!!

 

La energía que utilizará la nave para su propio funcionamiento (sin contar la propulsión), es decir, los sistemas eléctricos y el mantenimiento de la vida, sólo puede obtenerse de la energía nuclear. No puede usarse un generador térmico de gasóleo ni carbón, porque se agotaría todo el oxígeno de la nave en unos pocos días (y su almacenamiento resultaría prohibitivo). Tampoco es posible usar paneles fotovoltáicos, porque cada vez estaríamos más lejos del Sol. La opción nuclear es la única posible (hoy en día), y ya se usa en barcos y submarinos militares. Una pequeña cantidad de combustible nuclear podría mantener en funcionamiento todos los sistemas vitales de la nave durante decenios

Pero el mayor problema está en el combustible para la propulsión. Aunque los propulsores iónicos consumen muy poco combustible (normalmente son gases nobles como el Xenón), es necesario disponer del suficiente gas como para alimentar las máquinas durante un siglo, lo que convertiría toda la nave en un gigantesco tanque de combustible. Además, estos motores imprimen muy poco empuje (crean una aceleración mil veces inferior a la terrestre). Por eso, lo ideal sería un sistema híbrido:

 

A- Durante los primeros meses (mientras se sale del sistema solar), la nave podría ir acoplada a unos propulsores "desechables" (una especie de cargueros externos), los cuáles se encargarían de imprimir la mayor velocidad posible al vehículo, antes de que los motores iónicos entren en funcionamiento.

En este caso, los propulsores desechables usarían propelente químico (como el de los transbordadores) y supondrían nada menos que el 90% de la masa total de la nave.

 

B- Cuando estos propulsores agoten sus reservas de combustible, serían desconectados del casco de la nave, quien seguiría su marcha sólo con los motores iónicos.

PROPULSORES DESECHABLES 

 

Una nave generacional de estas características, debería tener el tamaño de un portaaviones. Para llevar una nave así de pesada hasta la órbita y más allá, resultaría imposible hacerlo con un único propulsor, por eso, la mejor manera sería llevarla a la órbita a piezas. Esto nos permitiría usar cientos de pequeños propulsores que transportarían las piezas de la nave hasta un lugar donde no fuera necesario vencer la velocidad de escape: en vez de un gigantesco tanque de combustible, podríamos usar varios de un tamaño menor.

Una vez ensamblada la nave en la órbita terrestre, su propulsor principal la alejaría de la Tierra hasta las órbitas de los demás planetas, a los que debería aproximarse lo justo para forzar un aceleramiento gravitacional aprovechando dicha fuerza para ir aumentando la velocidad paso a paso.

Una vez abandonadas las órbitas de todos los planetas, cuando la nave se encuentre en el límite exterior del sistema solar, más allá de Plutón (Heliopausa), y gastado ya todo el combustible del propulsor principal, nos encontraríamos con un nuevo propulsor secundario que habría sido colocado allí unos años antes (mientras se construía y emsamblaba la nave). Este propulsor secundario, cargado de combustible, esperaría pacientemente la llegada de la nave para proporcionarle un último y definitivo empuje. Tras agotarse el propulsor secundario, la nave encendería sus propulsores iónicos, con los que debería obtener finalmente la velocidad deseada: 5 millones de kilómetros por hora.

* Nota: el propulsor secundario debería estar moviéndose a la misma velocidad a la que llegaría la nave a su encuentro. De otra forma nunca podrían ser ensamblados.

 

UN VIAJE DE 94 AÑOS?

 

Así es, 94 años viajando por el espacio profundo. Obviamente, que nadie piense en regresar: el viaje es sólo de ida. Incluso, es demasiado tiempo para una sóla generación.

Si nuestros tripulantes contaran con unos 30 años de edad en el momento de la partida, sus hijos no llegarían al destino... incluso los nietos de los tripulantes originales tendrían nada menos que 60 años cuando la nave llegara a Próxima Centaury. Tres generaciones, como mínimo, para alcanzar la frontera soñada !!  

En tres generaciones, pueden pasar muchas cosas: desde problemas mentales, hasta motines y epidemias, pero los dos más graves (descartando fallos mecánicos graves), serían estos:

 

FALTA DE GRAVEDAD: La ausencia de gravedad "mata" poco a poco. De momento, la ciencia sólo conoce una manera de simularla: Por medio de una aceleración (la fuerza centrífuga es la mejor candidata).

Así que la zona "vital" de la nave, debería consistir en una gran centrifugadora, cuyo giro constante generase una gravedad artifical (visto en 2001, Una Odisea en el Espacio).

No es muy difícil calcular la velocidad a la que debe girar esta centrifugadora para que la fuerza centrífuga sea igual que el peso de una persona en la Tierra. Si mi masa es de unos 100 Kg, y el radio de la "zona vital" (la centrifugadora) es de 50 metros, para obtener un peso de 981 Newtons (= 100 Kp), sólo debo aplicar esta fórmula:

Completando cada uno de los valores, el resultado sería que la "rueda" debe girar a unos 22 metros por segundo (unos 80 km/h). Aquí hay una calculadora online que facilita mucho este cálculo.

(*Notas: Aquí no se tienen en cuenta ni la diferencia del peso aparente de la cabeza de un tripulante, ni la fuerza de Coriolis, conceptos ambos que habría que valorar, por su gran importancia. No obstante, ambos efectos adversos podrían eliminarse un poco, si la zona vital tuviera un radio mayor que los 50 metros indicados. En realidad, dividir el Peso en la Tierra, entre la Masa, da como resultado "g", aceleración gravitatoria de la Tierra, luego, no importa el Peso de los objetos, porque la velocidad a la que debe girar la rueda siempre es igual a la raíz de "g" por el radio de giro. Con velocidad lineal nos referimos a la velocidad tangencial, o los metros que un punto de la superficie se desplaza cada segundol)

COLISIONES CON PARTÍCULAS DEL ESPACIO

Este es el segundo GRAN problema. En las inmediaciones del Sol, las partículas atómicas (radiación y polvo solar) provocan grandes destrozos en los satélites artificiales de la Tierra, y eso que son más pequeñas que un átomo. En el espacio interestelar, ese polvo solar resultaría inofensivo por la distancia. Ahora bien, bastaría que la nave chocara con un simple grano de polvo cósmico para que las consecuencias fueran devastadoras (recordemos que la nave viaja a 5 millones de kilómetros por hora).

Supongamos que, en la trayectoria de la nave, nos encontramos con un minúsculo grano de arena de un miligramo de masa = 0.000001 kg). Como la nave se aproxima al granito de arena a una velocidad de 5 millones de kilómetros por hora ( 1.389.000 m/s). La Energía Cinética de la colisión sería:

Y, a qué equivalen esos 964.506 Julios de potencia? Pues nada más y nada menos, que a 10 u 11 misiles antibúnquer del tipo AGM-130 de 1.323 kg con una ojiva de explosivo químico BLU-116 de907 kg, que se desplaza a 0.85 mach (unos 290m/s), cuya energía total es de 90.000 Julios.

 

Debemos tener en cuenta que si un sólo grano de arena puede generar una explosión similar a la de 10 misiles antibúnker, capaces de perforar muchos metros de hormigón armado, nuestra nave no puede permitirse viajar por el espacio estelar sin un escudo inmenso, tal vez hecho con planchas de acero de varios metros de espesor. Incluso el impacto de un sólo átomo podría causar desperfectos considerables en el casco de la nave, y si además, tenemos en cuenta que la nave estará viajando más de 90 años, las probabilidades de sufrir colisiones, son muy grandes.

 

CURIOSIDADES

 

PROPULSIÓN NUCLEAR: La alternativa más eficaz a los motores iónicos, es la nuclear: pequeñas explosiones nucleares controladas en una especie de tobera, en la parte trasera de la nave. Los problemas son numerosos, pero esta posibilidad ya se barajaba a mediados del siglo pasado.

 

PROBLEMAS GENÉTICOS: La tripulación original debería ser bastante numerosa para evitar que las 3 generaciones previstas padecieran problemas de deriva genética, emparejándose familiares consanguíneos. Cada hombre debería tener asignada una mujer, y los hijos y nietos de éstos no podrían tener descendencias comunes.

 

PROBLEMAS SOCIOLÓGICOS: Tres generaciones conviviendo en un espacio reducido, pueden generar problemas de convivencia, desde enfrentamientos graves, hasta auténticos motines. Se haría necesario un programa estricto de educación y control, y quizá, el más conveniente no sería la democracia. Imagino que se tendría que instaurar algo parecido a un gobierno tribal (más propio de humanos primitivos), con sus correspondientes "machos/hembras alfa"

 

INCOMUNICACIÓN: Hay que tener en cuenta que la Tierra no recibirá ninguna noticia de la nave, una vez llegue a su destino, hasta que pasen 4 años... y los tripulantes deberán también esperar 4 años para recibir contestación. De todas formas, lo más probable es que, después de 90 años de singladura, ninguno de los humanos que asistieron al lanzamiento de la nave, sabrán lo que fué de ella. Tampoco quedará vivo ninguno que los tripulantes originales y tal vez, después de un siglo de incomunicación, sean los propios tripulantes quienes se sientan desvinculados de sus congéneres de la Tierra.

 

PANDEMIAS: Cualquier infección podría ser el final de la aventura. No sólo en lo referente a infecciones humanas, sino también animales y agrícolas

 

BIOSFERA 2: Fue un enorme "invernadero" construido en Arizona (USA), en 1987. Su objetivo era comprobar la posibilidad de vida autosustentable en un ecosistema cerrado. En su interior vivieron y trabajaron unas 8 personas, en diversos hábitats aislados que deberían autosustentarse sin intervención exterior. En 2007, el proyecto finalizó.

 

INICIATIVAS: La idea del viaje estelar se baraja desde mucho tiempo atrás (Star trek empezó la moda). Hoy existen organismos, concursos, simposiums y conferencias que tratan sobre este asunto, tanto desde el punto de vista técnico, como el social.

 

EL MÁXIMO DESEO: Sin duda, el máximo deseo sería que la tripulación llegase a localizar y colonizar un planeta habitable tipo "Tierra", donde se crearía un asentamiento. Sus consecuencias quedan para la fantasía

 

 

Y LA PREGUNTA FINAL: ¿CUÁNDO SERÁ POSIBLE TODO ESTO?

mmm... habrá que preguntárselo a K PAX

Escribir comentario

Comentarios: 24
  • #1

    George (viernes, 12 abril 2013 00:46)

    A lo mejor tienes que rehacer los cálculos para los cohetes de fusión:
    http://www.theinquirer.es/2013/04/08/el-cohete-de-fusion-que-podria-llevar-al-hombre-a-marte-en-30-dias.html

  • #2

    canaldeciencias (viernes, 12 abril 2013 02:03)

    Así es, George. Leí la noticia hace un par de días y ya se han hecho las primeras pruebas (bastante satisfactorias). Gracias

  • #3

    Todo-Es (sábado, 15 junio 2013 07:15)

    Leer esto me recordo mucho a "2001: Odisea del espacio", realmente es muy bonito soñar :)

  • #4

    Er Turri (jueves, 31 octubre 2013 10:07)

    Pos yo recomiendo "Mundo Anillo"
    http://es.wikipedia.org/wiki/Mundo_Anillo

  • #5

    Fernando Iduma (miércoles, 10 diciembre 2014 13:54)

    según Miguel Alcubierre en esta década se espera descubrir dónde hay un agujero de gusano. puede resultar más rápido

  • #6

    Luis Alberto (sábado, 25 junio 2016 16:38)

    Sería interesante que "desglosaras" el proyecto Hawking-Milner para llegar a Alfa Centauri, mediante (una o múltiples) micro-naves provistas de una vela solar.

  • #7

    Luis (viernes, 15 septiembre 2017 13:47)

    Lo que voy a pregunta no tiene vinculación directa con una "mega-nave" sino con las hipotéticas "micro-naves" del proyecto Hawking-Milner-Zuckerberg, y las preguntas son varias:
    1° Ya sea mediante Lasers Terrestres o Espaciales ¿por cuanto tiempo deben proveer impulso a una micro-nave para alcanzar ese anhelado 20% de la velocidad de la luz?.
    2° En el caso de alcanzarla ¿que chance tienen de sortear indemnes, a tal velocidad, hipotéticas motas de polvo en vacío?
    3° En el caso de llegar a destino ¿que tipo(s) y cantidad de energía requerirían para enviar el mensaje de "hemos llegado"?

  • #8

    canal de ciencias (viernes, 15 septiembre 2017 18:03)

    1- Hay que tener en cuenta que el impulso generado por un láser, desde la tierra, es muy débil. Por tanto, probablemente, para alcanzar esa velocidad, el impulso debería durar al menos la mitad de la duración del viaje (convendría que la otra mitad, la nave debería ir decelerando lentamente para poder maniobrar cerca del nuevo sistema solar y no sobrepasarlo... eso le obligaría a encontrar alguna forma de frenar)
    2- Las micronaves tienen menos problemas para superar los impactos con partículas, porque los blindajes deben ser proporcionales a la masa de vehículo y a su velocidad... Una nave pequeña requiere menor masa de blindaje ya que la energía que se genera en el impacto es cinética, o sea, 1/2M*V*V.
    3- Para enviar mensajes desde el nuevo sol hasta la tierra, se necesitan señales electromagnéticas...podrían ser de radio o microondas (como cualquier señal de comunicación habitual) y bastaría un aparato de emisión de radio como los que ya existen, puesto que su señal, si se orienta bien hacia la tierra, llega perfectamente. La energía necesaria para enviar esas señales es muy baja, y valdría con una batería estándar

  • #9

    Luis (viernes, 15 septiembre 2017 22:16)

    1. ¿Existe alguna forma de "viento de luz" más potente que "lasers", por ejemplo alguna especie satelites-espejos-colectores-concentradores de la propia luz del sol?
    2. Ok.
    3. ¿O sea que podrían cargar energía mediante paneles solares?

  • #10

    canal de ciencias (sábado, 16 septiembre 2017 22:45)

    1- lo que llamas "viento de luz" sólo son fotones. Aumentar la potencia solo implica aumentar la cantidad de fotones (y su energía). Esos fotones deben lanzarse en línea recta o en fila para no desperdiciar luz haciendo que se pierdan en la nada...y eso, sólo se puede hacer con láser. El sol emite mucha luz pero a medida que ésta se aleja del objetivo, su potencia se reduce exponencialmente. tanto es así, que a la distancia de Plutón, ya no tendría casi ningún efecto y por tanto, la nave se quedaría sin impulso. Las velas solares no funcionan con luz, sino con viento solar = partículas de materia que salen despedidas del sol (es masa, no fotones). Pero a grandes distancias, donde la luz solar ya no tiene fuerza, el impulso debería proceder de potentes láseres de luz que inciden sobre un colector de la nave y la empujan: un láser ultrapreciso, coherente y potente, podría llegar hasta otro sistema solar. Cuando la luz choca con un colector, puede transmitirle impulso en forma de catidad de movimiento, aún cuando los fotones no tengan masa
    2-ok
    3- dificilmente. Fuera del sistema solar, los paneles no funcionarían. En su lugar, se pueden usar sistemas de generación de electricidad por radiactividad: generan calor por descomposición radiactiva y ese calor se convierte en electricidad por un generador electrotérmico

  • #11

    Luis (domingo, 17 septiembre 2017 16:53)

    1. Ok.
    2. Ok.
    3. Ok.
    4. ¿Cómo y desde cuanto tiempo antes se "frena" a esas micro-naves para que no se pasen de la meta?

  • #12

    canal de ciencias (domingo, 17 septiembre 2017 21:05)

    4- es complicado. hay que saber la velocidad que lleva, la masa, la distancia que queda, la velocidad que se pretende reducir, la distancia que queda y la potencia que genera el motor de frenado. depende de muchas cosas
    saludos

  • #13

    Luis (lunes, 18 septiembre 2017 14:30)

    Imagino que al no saber "cómo sería" una micro-nave del proyecto Hawking-Milner-Zuckerberg no es posible predecir tales factores, pero yo planteo la pregunta en el terreno de la hipótesis, dada una micro-nave de supongamos medio centímetro ¿es posible que porte alguna clase de combustible + alguna clase de ingenio (léase motor, aún si consistiese en micro-explosiones) que le permita frenar?

  • #14

    canal de ciencias (lunes, 18 septiembre 2017 18:37)

    Hoy por hoy no es posible con la tecnología actual. Habría que desarrollar nuevos dispositivos con nanotecnología, que aún no existen. Sin embargo, técnicamente, no existe ningún impedimento físico para hacer aparatos de ese tamaño...habría que miniaturizar todo a escalas moleculares o poco más. Es posible que en unas pocas décadas se desarrollen baterías, microgeneradores, microvelas, cámaras de fotos y circuitería a esa escala, aunque como digo, aún falta tiempo y mucha investigación y desarrollo

  • #15

    Luis (martes, 19 septiembre 2017 00:02)

    Mi pregunta está dirigida principalmente a que: si se requiere "medio viaje" de aceleración a -supongamos- un 20% de la velocidad de la luz, ¿se requiere "otro medio viaje" de frenado? ¿o es posible frenar más rápido?

  • #16

    canal de ciencias (martes, 19 septiembre 2017 19:06)

    es posible frenar más rápido, pero sólo a costa de consumir más combustible. Si impulsamos una nave durante 1 año seguido para que alcance una velocidad X, después tendremos que usar la misma energía para frenarla de X a cero. Si el viaje durase 20 años, y la impulsamos durante 1 al comienzo del viaje hasta que alcance la velocidad X, una vez conseguida dicha velocidad, podemos dejar de impulsar (y gastar energía) durante 18 años (en esta fase no impulsamos la nave, y su velocidad se mantiene sin variaciones por efecto de la inercia alcanzada). Finalmente, el último año deberemos "desimpulsarla" (frenarla, decelerar, impulsar en sentido contrario) para que pase de velocidad X a cero

  • #17

    tonyon (miércoles, 20 septiembre 2017 18:23)

    Humanidad va hacia el Futuro... Inmortalidad Tecnológica, Colonización del Universo... (sin religión por fin, "astro-teología" la última basura que se han inventado los curas)... SI LOS SEPARATISTAS NO FUERAN TAN DAÑÍNOS DARÍAN LÁSTIMA.

  • #18

    tonyon (miércoles, 20 septiembre 2017 18:33)

    ...viaje interestelar (Humanidad va hacia el Futuro)... Separatismo?...que No!, que No!...que no es eso, que no se trata de separar. Que de lo que se trata ya es de UNIR... a estas alturas de la Historia, del conocimiento y de la Ciencia... los separatistas ya no se pueden llenar la boca con palabras "democracia", "urnas", "libertad", "brexit"... YA NO SE PUEDE SER SEPARATISTA, ya no se puede ser Nacionalista. Los Nacionalistas y sus Fronteras y sus Naciones son los culpables de los 200 millones de muertos en las 2 Guerras Mundiales: "caballeros, el rey y la reina les dan las gracias por los servicios prestados, ya pueden volver a casa"...les dijeron con el cuento del "patriotismo"...a los pocos que volvieron...mirando atrás, vieron a los que allí quedaron mirando para siempre el cielo de Francia... UN SOLO PLANETA UNIDO sin Naciones, sin Guerras y sin Fronteras (solo ciudades), con UN SOLO GOBIERNO MUNDIAL y 1 solo Idioma, y no como ahora una babel de Jerigonzas, "riqueza cultural", para "diferenciarse" de los demás y seguir manteniendo lo insostenible ya: Unos en palacios con grifería de oro, y otros hurgando en la basura poara comer algo... La Humanidad va hacia el Futuro... Inmortalidad Tecnológica, Colonización del Universo... (sin religión por fin, "astro-teología" la última basura que se han inventado los curas)... SI LOS SEPARATISTAS NO FUERAN TAN DAÑÍNOS DARÍAN LÁSTIMA.

  • #19

    Luis (miércoles, 20 septiembre 2017 20:54)

    Tomando como base hipotética una micronave, supongamos una esfera metálica de medio centímetro de diámetro que fue acelerada lentamente durante 20 años mediante una vela solar a "un quinto de la velocidad de la luz" (pienso en voz alta, me corriges) la energía-total empleada dividida por el tiempo empleado para acelerarla resulta en un valor de empuje por segundo, ínfimo, pero esa esfera no podría contar con recursos equivalentes de combustible sin tener que convertirse en una nave de dimensiones mucho mayores, por lo tanto cualquier forma de propulsión que use combustible está descartada, y dada su velocidad inercial es posible no pueda ser frenada por ningún efecto gravitatorio, ¿atravesaría como una bala el sistema Alfa Centauri sin más?... y en caso de ser posible, el sistema EmDrive requiere de la energía de algún sol (para el caso Próxima B) y provee una muy pequeña cantidad de empuje constante... o sea que ¿no hay forma de frenar micro-naves?

  • #20

    canal de ciencias (viernes, 22 septiembre 2017 18:17)

    La Emdrive no se propulsa por el viento solar, ya que éste desaparece allá por Plutón. Una vez llegados a Plutón (al límite de la heliosfera), el sol dejaría de "empujar y por tanto, la velocidad de la nave se mantendría constante a ese máximo alcanzado...a partír de ahí ya no acelera porque no recibe ninguna fuerza. Para soloventar eso, una de las propuestas para ese tipo de viaje fue la de empujar la nave con un láser muy potente que parte de un "proyector" en la tierra (o en la luna, o en órbita), con el que se apuntaría a las velas de la micronave. Ese láser, que sería un hay de luz muy potente, genera un empuje muy pequeño pero constante y una fuerza constante genera una aceleración que, aunque sea pequeña, siempre suma. Por otra parte, el láser sí puede "llegar" a otra estrella. Por ello, la Emdrive sería impulsada desde la tierra por un láser que incidiría en su vela. si la aceleración es pequeña, la ganancia de velocidad es lenta y paulatina, pero como el viaje podría durar siglos, al final, la velocidad alcanzada sería muy alta.
    El problema viene después. Si conseguimos que la velocidad de la nave sea de 0.1c, la energía acumulada en su movimiento sería tan grande, que harían falta también siglos para frenarla al final del viaje, y poder orbitar un planeta u otro sol... pero no disponemos de combustible suficiente, ni poderosos retrocohetes. Aprovechar la gravedad de otros astros tampoco es factible. Lo único interesante y factible (para la ciencia de hoy) es que, a medida que la nave se acerque a Próxima C, sus dispositivos internos fotografíen los soles y sus posibles planetas, o analicen señales y datos astronómicos de interés. En un momento dado (que duraría muchos años), la nave estaría a distancias bastante cortas del sol o sus órbitas, y para nosotros sería como tener durante un tiempo, un telescopio espacial en una posición privilegiada.
    Tal vez algún día se invente un tipo de motor (propulsor o retrocohete) que genere grandes energías con muy poca materia, algo basado en antimateria, o lo que sea. Hasta entonces, sólo cabe soñar

  • #21

    Luis (sábado, 23 septiembre 2017 03:15)

    Me lo temía, no hay forma de frenar. Que impotencia produce el vacío y el montarse en esa "veloz tortuga" de la velocidad de la luz que nos cancela los sueños, que no nos lleva a tiempo a lugares lejanos y después nos impide desmontar... ¿y si generamos micro-micro-micro explosiones nucleares proporcionales a una esfera de medio centímetro para intentar frenar?

  • #22

    Luis (lunes, 25 septiembre 2017 23:29)

    En este artículo proponen un viaje más lento, velas más grandes sin necesidad de láseres para acelerar a solo un 5% de la velocidad de la luz, y usar el efecto inverso para frenar y quizás entrar en órbita de Próxima B, un viave de 95 años + 4 de retorno de noticias son 100 años: http://www.investigacionyciencia.es/noticias/cmo-frenar-una-micronave-que-llegase-a-alfa-centauri-15100 ...y en este video Michio Kaku (no de mis preferidos) relata una charla con Ted Taylor que dice haber abandonado el Proyecto Orion debido al peligro de la "miniaturización" de bombas nucleares. O sea... ¿se puede o no?

  • #23

    canal de ciencias (martes, 26 septiembre 2017 20:02)

    en el artículo hay una frase que lo dice todo: "Los expertos aún debaten sobre la viabilidad la iniciativa de Milner"... así que no tengo una respuesta definitiva. Personalmente, dudo que se pueda alcanzar un 20% de la velocidad de la luz (el 5% es más realista, aunque también demasiado optimista porque como he dicho antes, el viento solar apenas tiene efectos más allá de la heliopausa). De momento, todo queda en el campo de las especulaciones y aún hay que superar muchos retos técnicos

  • #24

    Luis (martes, 26 septiembre 2017 22:18)

    Quizás podemos resolver el problema de la potencia de corto alcance mediante un mega-laser solar (quizás, no se) tal vez un pseudo casquete Dyson de satélites solares. En cuanto a la velocidad y la duración, tanto si demora 100 años como si demora 20 es irrelevante, ya que tales proyectos requerirían 30 años o más para lograr crearse, y dado que seguro entre el 2030 y el 2060 la duración de la vida humana extenderá su persistencia hasta mucho más de 150 años, no es problema cuanto demore la misión. El verdadero problema es que sabemos como acelerar, pero no sabemos como frenar. That, is the question. ¿Podría frenarlas un efecto Orión-Inverso, lo suficiente para (cuando menos) entrar en órbita?