Patadas a la Ciencia: Las Nubes NO son vapor de agua

Efectivamente, las nubes no están formadas por vapor de agua, sino por agua líquida y sólida. En esta ocasión hemos encontrado este error en el diccionario por excelencia: el de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), donde se puede leer que una nube es una "Masa de vapor acuoso suspendida en la atmósfera". Lo cierto es que la cantidad de vapor de agua que contienen las nubes es apenas un 1% del total de su composición.

Es probable que el error tenga su origen en el mal entendido proceso de formación de las nubes. Cuando el agua de la superficie de la Tierra se evapora (por acción del calor o los vientos), asciende en la atmósfera hasta una altura máxima que no puede superar, por diversas causas como la presión atmosférica, la temperatura, etc.

 

Una vez que el vapor ha ascendido, estas moléculas "independientes" de agua comienzan a condensarse por efecto de las bajas temperaturas, uniéndose a diversos núcleos sólidos de condensación, es decir, que las moléculas se adhieren a otras sustancias, como polvo, moléculas más grandes y otros compuestos químicos. En ese instante, cuando varias moléculas de agua se han adherido a esos núcleos de condensación, pierden su condición de "gas" y se transforman en gotitas de agua líquida. Si la temperatura es lo bastante baja, las gotitas pueden solidificarse en forma de gotitas de agua sólida o de cristales de hielo.

 

El vapor de agua en invisible para el ojo humano, no así el agua líquida ni el agua sólida. Por eso, resulta imposible ver el vapor de agua y las nubes sólo resultarán visibles a nuestros ojos, PORQUE el vapor se ha convertido en líquido o sólido

El 99% de la masa de una nube está compuesta por ese agua líquida o sólida que se ha condensado por efecto de las condiciones atmosféricas, por tanto, el vapor de agua apenas forma un porcentaje despreciable del total de la nube.

 

Pero entonces, si las nubes están hechas de agua líquida, ¿Cómo es posible que floten en el aire? La respuesta la dImos en otro artículo donde hablábamos de la "Compacidad". Esas gotitas, algunas de las cuáles apenas tienen un diámetro de 0.001 mm, presentan una superficie enorme en comparación con su volumen, lo que permite que las corrientes de aire, la presión atmosférica y otros fenómenos, mantengan a las gotitas suspendidas en la atmósfera. Sólo cuando las gotas comienzan a crecer más y más, superando una masa crítica, el agua se precipita al suelo en forma de lluvia.

 

Es importante entender que el vapor de agua no puede condensarse en la atmósfera si sus moléculas no encuentran materia sólida a la que adherirse (núcleos de condensación), por dos motivos:

1- el vapor de agua es un gas y por tanto, sus moléculas se encuentran en constante colisión entre ellas. Nunca pueden unirse dos moléculas, porque carecen de la fuerza de cohesión necesaria para frenar la energía cinética que disponen.

2- Cuando encuentran un objeto sólido lo bastante frío, éste absorbe la energía cinética de la colisión, consiguiendo que el movimiento de la molécula se detenga por completo, quedándose adherido al sólido. Cuando varias moléculas de agua terminan adheridas a un sólido frío, ya han perdido su energía cinética y entonces pueden adherirse entre ellas (si están lo bastante unidas y frías) formando gotitas de agua líquida

Este fenómeno se puede apreciar en el interior de los hogares. Normalmente, dentro de las casas existe bastante vapor de agua "flotando" en el ambiente, como consecuencia de la respiración de la gente o de otras causas. Si en la calle hace frío, los cristales de las ventanas también suelen estar fríos. Y en determinadas ocasiones, comprobamos cómo el interior de las ventanas aparece completamente mojado. Este agua procede del vapor de agua que hay en el interior de las habitaciones que, al contacto con una superficie sólida y fría como el cristal, se condensa en forma de gotas, siguiendo el mismo patrón de los "núcleos de condensación" de las nubes.

 

Para que el agua se condense, debe entrar en contacto con una superficie más fría que el interior de la habitación.

 

Así que, tengamos claro el concepto: LAS NUBES NO SON VAPOR DE AGUA, SINO AGUA LÍQUIDA Y SÓLIDA.

 

Jon Álvarez. Canal de Ciencias

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Er Turri (domingo, 30 diciembre 2012 14:55)

    O mis gafas cundo entro a un sitio frío, un bar lleno de gente, por ejemplo (imagina que por el vapor de la cafetera.

    Por cierto, que muy navideña te ha quedado la molécula del agua.

  • #2

    canaldeciencias (viernes, 04 enero 2013 02:32)

    esa molécula la he pirateado de google...no estaba yo pa dibujar más bolitas estas navidades

  • #3

    Juan (lunes, 08 agosto 2016 20:33)

    Muchas gracias por la detallada explicacion, muy bueno! Saludos

  • #4

    jon (martes, 25 octubre 2016 19:20)

    Muchas gracias por la explicacion ya que mañana tengo examen sobre ese tema.